Por primer año, la fiesta de San Iago de Casa Galega se celebró en el parque de Bellvitge, cerca de la Ermita. Un nuevo parque con nuevas dimensiones y con una gran acogida por parte de todos.

Un parque con nuevos espacios y que nos permitió realizar varias actividades durante todo el fin de semana.

Uno de los momentos más emotivos se produjo el sábado por la tarde, con la actuación de los más pequeños y de la Banda Xuntanza… presentándose como nueva formación.

 

 

 

Gastronomía, actividades al aire libre, folclore y baile nocturno… todo en un gran fin de semana.

Los padres, los más sufridores pero también muy participativos en todas las actividades.

  

Una muestra del trabajo de los padres que siempre colaboran con las diferentes actividades es uno de sus bailes… Muiñeira de Pol. Gracias.